Los pendientes son un complemento ideal tanto para llevarlos a diario como para algunas ocasiones especiales. Ya desde niñas, todas las mujeres suelen llevar pendientes de diferentes tipos y estilos según sus gustos personales. Cómo vas a ver a continuación, hay una gran variedad de modelos entre los que elegir y nosotros te vamos a dar algunas recomendaciones.

Según su forma

Empezando por la forma del pendiente, vas a ver que los distintos modelos pueden sacar a la luz cuál es tu personalidad e incluso tu estado de ánimo.

Redondos

Los pendientes redondos, refiriéndome a los más pequeños, son modelos de pendientes muy discretos a la vez que elegantes. Los hay muy básicos y otros que lo forman una perla e incluso algún la piedra tallada de esta forma. Es un tipo de pendiente ideal para llevarlo a diario.

Largos

Los pendientes largos son modelos mucho más atrevidos. Según su composición y su forma, pueden ser modelos muy elegantes y sofisticados que se usan para una celebración especial.

Pequeños

Como ya hemos dicho antes, los pendientes pequeños son mucho más discretos y recomendables para el día a día. Los pendientes pequeños suelen ser del agrado de las chicas a las que le gusta el minimalismo y huyen de las estridencias.

Grandes

Por el contrario, los pendientes grandes son ideales para aquellas que no quieren pasar desapercibidas. Con unos pendientes muy grandes llamaras muchísimo más la atención, sobre todo si son coloridos.

Pendientes de aro

Un clásico entre los clásicos es el de los pendientes de aro. Con su forma clásica, los aros los tienes desde medidas más bien pequeñas hasta unos aros súper grandes. Desde hace relativamente poco tiempo, se están llevando pendientes de este tipo en los que el aro cobra fuerza, se hace más grueso e incluso un tanto irregular.

De cruz

Y si hablamos de los modelos de pendientes clásicos, no nos podemos dejar atrás de ninguna de las maneras los pendientes de cruz. Según las modas, la cruz colgando de la oreja se llevará más o menos grande, en acabados de oro o de plata, pero no deja de ser un modelo que siempre está entre nosotros.

Trepadores

Los pendientes trepadores son uno de esos modelos que se llevan mucho de este hace poco tiempo. Son piezas que se ponen en el agujero habitual de los pendientes clásicos, pero que suben a lo largo de la oreja simulando que se tienen varios pendientes puestos.

Estos modelos trepadores también los hay en acabados de plata o de oro, e incluso se están empezando a ver muchos de estos pendientes con distintos cristales de Swarovski en tonos blancos o multicolor.

Pendientes por el tipo de cierre

Aunque pueda parecer que tiene mucha menos importancia, el tipo de cierre con el que se hacen los pendientes es uno de los aspectos que más debes tener en cuenta. No solo enumeramos la cantidad que hay, sino que te explicamos un poquito la filosofía de cada modelo.

Con tuerca

Los pendientes con tuerca son uno de los más seguros que hay. Aún puedes perder un apendiente con tuerca, pero siempre será mucho más difícil que con otro modelo de cierre. Esta es la razón por la que los pendientes de oro para niña se hacen así, e incluso otros modelos más valiosos de señora se le aplica el cierre con tuerca para mayor seguridad.

De presión

Todos los pendientes que llevan el cierre de presión son muy similares a los anteriores, con la diferencia de que son más fáciles de poner y el inconveniente de que también son más fáciles de perderlos.

Tipos de pendientes hippies

Con palillo hippie

El palillo hippie es un modelo de cierre para pendientes muy extendido. Simplemente se trata de un pequeño ganchito que se mete en el agujero de la oreja y su tamaño hace difícil que en pendiente acabe cayéndose.

Este modelo de pendiente con este cierre suele ser más bien largo, son ideales para los pendientes más elaborados y de fantasía.

Cierre omega

Otra de las variedades que existen en cuanto al cierre para pendientes es el modelo omega. Este es similar al cierre de presión pero lleva un hilo de metal en forma de lazo que sujeta el pendiente por detrás.

El omega es un cierre que si usa en pendientes mucho más clásicos y que cada día vemos menos en joyería. Seguro que has visto este cierre en los pendientes de la abuela.

De aro con cierre oculto

Otra de las variedades de pendientes son los que llevan un pequeño aro con el cierre oculto. Apenas se distingue por donde se abre y se cierra el aro, por eso es ideal para pendientes en los que cuelga una cruz u otro motivo decorativo.

Tipo Ear Cuff

Los pendientes con el cierre de tipo ear cuff son los modelos trepadores de los que te hemos hablado antes. Simplemente estos pendientes deben tener una fijación para que no se caigan o se ladeen en la oreja, de ahí que se haya diseñado este tipo de cierre para pendiente.

Tipos de pendientes por acabado

Con la multitud de pendientes que tienes donde elegir en las distintas joyerías online y físicas, debes de buscar algún tipo de pendiente que vaya contigo y que a la vez esté en tendencia. Nosotros te vamos a contar los distintos modelos por acabado y así decidirás mejor.

De oro

Los pendientes de oro siempre se han asociado a lo clásico y sobre todo a la calidad. Ahora el dorado ha vuelto para quedarse, al menos durante unas temporadas. Es por eso que muchos joyeros se hayan lanzado a sacar modelos dependientes con acabado en oro.

La gran mayoría de los pendientes de oro o con chapado en oro qué más podemos ver ahora son modelos minimalistas e incluso algunos con adornos de cadena.

De plata

La plata siempre ha sido un clásico y para los pendientes no iba a ser distinto. Un pendiente de plata, ya sea minimalista o algo más grande, siempre va a ser una pieza que no debería faltar en tu joyero.

Modelos con perlas

Las perlas suelen ser un modelo de pendiente muy discreto, es el tipo de pendiente que llevan las chicas que no apuestan por las novedades de cada temporada y les gusta llevar una línea mucho más conservadora a la vez que elegante.

Con cristal austriaco

El cristal austriaco tallado o del tipo Swarovski es otro de los clásicos en cuanto a tipos de pendientes. Hay distintos modelos que usan el cristal tallado de gran tamaño, pero la verdad es que los pendientes que más están usando ahora son los que tienen el cristal tallado más bien pequeño, de 8 mm de diámetro para abajo.

Con cuero

Los pendientes de cuero también son un modelo muy peculiar, en el que se combinan distintas partes de piezas de plata de los que cuelgan abalorios mediante algún cordón de cuero marrón. Estos modelos son muy originales y tienen un toque muy artesanal.

Con esmaltes

El esmalte es otro material que se usa mucho para complementar distintos tipos de pendientes en acabados de plata o dorados. Aunque los materiales con los que realizar bisutería son innumerables, los esmaltes de colores son todo un clásico que se viene usando desde siempre.

Resumiendo un poco todos los tipos de pendientes que hay, ahora conoces un poco mejor los modelos entre los que elegir. Y a ti, qué modelos te gustan más?