Seguro que has oído hablar muchísimas veces de la plata Vermeil e incluso el oro Vermeil y aún no tienes muy claro qué quiere decir. Sigue con nosotros para saber exactamente de qué estamos hablando y qué diferencia hay con respecto a las piezas con un chapado o un baño de oro.

Un poco de historia

Tenemos que remontarnos a la mitad del siglo XVIII cuando en Francia se empieza a utilizar una técnica para recurrir de oro las diferentes piezas y joyas de plata. Es en este momento cuando a las piezas que se consiguen con esta técnica se le llama plata Vermeil y en algunos casos oro Vermeil. Mediante esta técnica recién descubierta se sometían las joyas a temperaturas muy altas junto con una buena cantidad de mercurio. Así se conseguía que el oro se adheriera a la plata, formando una fina capa sobre ella.

El problema de este proceso es que una buena cantidad del mercurio se vaporizaba, produciendo diversas enfermedades a los artesanos que usaban este método. Muchos de estos orfebres llegaban a padecer una ceguera total, por lo que 50 años más tarde si prohibiría usar este sistema.
Ahora las piezas de plata recubiertas de oro, lo que llamamos plata Vermeil, se consiguen mediante procesos de electrólisis, que son mucho más seguros e incluso podríamos decir que mucho más eficaces.

Que consideramos plata Vermeil

Para no llevarnos a engaño, una pieza de joyería de plata Vermeil tiene que cumplir estas dos características. Lo primero es la base, que debe ser plata de 925. Lo segundo está relacionado con el chapado de oro que lleva la pieza, que debe ser al menos oro de 10 quilates y un grosor mínimo del baño de 2,5 micras.

Cómo vas a ver a continuación, existen muchas joyas hechas con diversos metales y recubiertas de oro o dorados que no llegan a tener la calidad de la plata Vermeil.

Chapado o baño de oro

Un chapado o un baño de oro simplemente es una fina capa que recubre una joya hecha de cualquier metal. Es importante aclarar este punto porque en el mercado puedes llegar a ver piezas hechas de latón o de cobre con un chapado en oro.

La diferencia con respecto a una joya hecha con plata Vermeil, es que esta última sabes que bajo el recubrimiento de oro solo puede haber plata 925, sin que se añadan ningún otro tipo de metal.

Ventajas de las joyas Vermeil

La principal ventaja de las joyas hechas con plata Vermeil es que tienen un coste de fabricación muchísimo más bajo que si se hicieran de oro en su totalidad. Por su composición son piezas de calidad que no se distinguen de las de oro a la vista o al tacto, pero tienen un precio muy inferior.

Cuanto dura el oro Vermeil

Las joyas hechas de oro o plata Vermeil pueden tener una vida algo menor que la misma joya hecha con oro macizo. Es lo normal teniendo en cuenta que apenas llevan una fina capa de oro.

La duración de una joya de este tipo depende de varios factores. Uno de ellos es el grosor del chapado que lleve, cuanto más grueso sea, más tiempo tardará en desgastarse y verse la plata que hay debajo.

Otro de los factores a tener en cuenta es el tipo de joya de la que hablamos. Un anillo que se use a diario siempre va a tener más roce y desgaste que un colgante que solo se usa en contadas ocasiones.

Alergias al oro Vermeil

Otra de las ventajas del oro Vermeil es que no se conocen intolerancias o alergias sobre este metal. Los metales más peligrosos para hacer piezas de joyería y bisutería son el níquel o el cromo. En el caso del oro Vermeil no se da ninguna estas características.

Como cuidar estas joyas

Las piezas de plata Vermeil suelen ser algo más delicadas que las que están hechas en su totalidad de oro al llevar una fina capa de este metal, te recomendamos que no las uses para bañarte con ellas. Evita que entren en contacto con Jabones y otros productos de limpieza.

Por último, cuando necesites limpiar alguna de estas piezas, te recomendamos que lo hagas con un paño suave de algodón o microfibra, frotándolo suavemente para no desgastar la fina capa de oro que la recubre.